eslinga.net
 




Entrar
 
Texto legal  Consejos de uso elevación

 

UTILIZACIÓN Y MANTENIMIENTO ESLINGAS ELEVACIÓN


Las eslingas o cintas de elevación deben ser utilizadas por personas capacitadas para realizar tareas de elevación y está prohibido su uso para otro tipo de utilización sin determinar.
Antes de su utilización, hay que comprobar que la eslinga posee toda la información sobre el fabricante y el marcado CE.

Para su utilización, han de tenerse en cuenta determinadas recomendaciones generales:

  • Se evitará su utilización bajo la influencia de ciertos productos químicos, como ácidos y lejías, pudiendo realizarse sólo en casos muy concretos y siempre que después de su utilización se limpien con agua y jabón y se dejen secar en un lugar ventilado. Manteniendo limpias las eslingas, se evita su degradación por efecto de ciertos productos químicos.
  • Las eslingas se almacenarán estiradas para evitar la deformación de las capas, lo que ocasionaría que trabajasen unas más que otras. Además, deben conservarse en los medios idóneos, evitando que elementos como arena, polvo, gravilla, grasas, etc., se adhieran o incrusten en las mismas y a ser posible, en lugares secos y cubiertos.
  • Se evitará su exposición al sol, tanto en almacenamiento como cuando trabajen, pues la radiación solar deteriora las fibras textiles, especialmente si son de poliamida.
  • Está prohibido su uso cuando se hayan mojado y posteriormente congelado el agua, ya que el hielo actúa como cuchillas cortando las fibras. En ese caso, se dejarán descongelar y secar en lugar ventilado antes de volver a usarse.
  • Está prohibido hacer nudos o lazos con ellas. Sólo se utilizarán los métodos de enganche recomendados por el fabricante.
  • Las eslingas de poliéster tienen mayor durabilidad que las de poliamida, de modo que resisten mejor las radiaciones solares.
  • Nunca se apoyará la eslinga sobre cantos vivos, existen elementos de protección o en todo caso se usarán cantoneras de madera de buena calidad. Asimismo, no se arrastrará nada sobre las eslingas ni se dejarán aprisionadas sobre las cargas, todo ello para evitar su desgaste.
  • Está prohibido el uso de eslingas de trincaje para realizar operaciones de elevación.
  • Las temperaturas máximas y mínimas de utilización de las eslingas de poliéster son 100ºC y -40ºC respectivamente. Una vez rebasados estos límites, la eslinga queda inutilizada, aunque existen fundas que permiten mayores rangos de permisividad.
  • La unión entre eslingas sólo está permitida a través de elementos de unión intermedios.
  • En el caso de que las cargas deban permanecer elevadas durante un tiempo prolongado por procesos de fabricación o almacenaje, se considerará que el peso que puede soportar es 1.6 veces la carga de trabajo, es decir, una eslinga de 1000 kg sólo podrá soportar 1600 kg en esas condiciones.

No se deben secar cerca del fuego ni utilizar fuentes artificiales de calor, como secadores, estufas… El secado se hará en un lugar ventilado y alejado de los rayos solares durante el tiempo que sea preciso.

Para iniciar el proceso de elevación, hay que tener en cuenta, en primer lugar, que la maniobra ha de realizarse con el máximo cuidado, con el fin de que tanto la carga como las personas que intervengan, no sufran riesgo alguno.

Para ello, habrá que avisar de la operación y evitar que bajo la carga se encuentren personas, así como alejarse cuando los medios de elevación se tensan, para evitar lesiones.

Para seleccionar el medio de elevación adecuado, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • peso de la carga: es importante porque los medios de elevación no deben cargarse por encima de su carga de trabajo.
  • Puntos de enganche: los puntos de anclaje deben ser capaces de absorber las fuerzas transmitidas por el ángulo de inclinación.
  • Centro de gravedad de la carga: determina la posición del gancho de la grúa sobre la carga y con ello la longitud y el ángulo de inclinación del medio de elevación.
  • Ángulo de inclinación del medio de elevación: el ángulo de inclinación no debe ser superior a 60º, los ángulos de inclinación superiores no están permitidos.
  • Si se utiliza más de un medio de elevación para una elevación, éstos deben ser idénticos, dado que si el alargamiento de los medios de elevación no es el mismo, existe el riesgo de que se incline la carga.
  • Si las eslingas planas se utilizan por pareja, se aconseja la utilización de un balancín, con el fin de que la carga se distribuya de forma regular en los ramales.


INSPECCIÓN Y MANTENIMIENTO

Los medios de elevación se deben inspeccionar antes y durante su utilización por si tuviesen defectos evidentes. Si constata defectos que puedan mermar la seguridad, debe retirar el medio de elevación de su uso.

Debe realizarse como mínimo una inspección anual por una persona cualificada, si bien dependiendo de las condiciones de trabajo, podrían necesitarse más inspecciones.

Además, es conveniente inspeccionar las eslingas periódicamente en toda su extensión y preferiblemente antes de cada maniobra, siendo muy conveniente desechar aquellas que presenten anomalías que puedan resultar peligrosas.

Las operaciones de inspección deben registrarse por medio de tarjetas o libretas de inspección.

Los medios de elevación se pueden reparar cuando:

  • falta la etiqueta pero se conoce quien es el fabricante.
  • Tiene un corte transversal inferior al 10% de la anchura de la banda.
  • Sólo está dañado el refuerzo de la gaza.
  • Hay que tener en cuenta que la reparación sólo puede llevarse a cabo por el fabricante o persona autorizada por el mismo.

Sin embargo, deben dejar de utilizarse cuando:

  • Falta la etiqueta y se desconoce quien es el fabricante
  • El corte transversal es superior al 10% de la anchura de la banda.
  • La gaza está dañada.
  • La gaza está dañada por ácidos o lejías.
  • La funda de la eslinga redonda está dañada.
  • Se han producido daños a causa de los efectos del calor.
  • Los elementos de unión están deformados o deteriorados.
  • Las eslingas se retirarán del uso especialmente cuando se detecten fisuras, grietas, muescas, roturas o corrosión en los terminales.


ALMACENAJE

Si las normas de utilización y cuidado de las eslingas se siguen adecuadamente, éstas tienen garantizada una alta calidad y funcionalidad por un largo período de tiempo. Hay que tener en cuenta sobre todo la revisión de las eslingas para comprobar su buen estado y su correcto almacenaje. Del mismo modo, si han permanecido almacenados durante un largo período de tiempo, debe inspeccionarse también su funcionalidad.

 


   Preguntas frecuentes
   Consejos de uso:
       Cintas de amarre
       Cintas de elevación
   Normativa y etiquetado
   Producción/fabricación
   Materiales utilizados


27/02/2008  TGM_Toldos Gómez obtiene el certificado medioambiental EMAS Nº ES-GA-000157
26/07/2007  Patrocinio de TGM
26/07/2007  Expourense

Proxecto Cofinanciado
pola Unión Europea


XUNTA - FONDOS FEDER

© 2005 eslinga.net
Todos los derechos reservados
Una iniciativa de
Toldos Gómez, S.L.
Texto Legal :: Créditos